11 de mayo de 2018

La SEICAP ofrece su apoyo a la Junta de Andalucía para elaborar un protocolo en colegios frente a alergias

Noticia

La Comisión de Salud del Parlamento de Andalucía ha aprobado una Proposición No de Ley (PNL) para implantar un protocolo único en los colegios, con medidas de prevención ante alergias alimentarias

Málaga, 10 de mayo de 2018. La Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP) ha ofrecido este jueves su colaboración a la Junta de Andalucía para desarrollar un protocolo único en colegios frente a las alergias alimentarias. Con motivo de su 42º Congreso que se celebra en Málaga hasta el sábado 12, la SEICAP recuerda la importancia de que la Administración, los profesionales sanitarios y la población general (padres, educadores, restauradores, etc) trabajen de manera conjunta para favorecer la seguridad e integración de los niños con alergias alimentarias. En Andalucía, cerca de 400.000 menores tienen alguna enfermedad alérgica, sobre todo a alimentos, polen y asma, según datos de SEICAP.

La SEICAP recuerda la importancia de que la sociedad esté preparada para atender a un cada vez mayor número de niños con patologías alérgicas. “Cada año aumenta un 2% en España, por lo que son muy importantes las iniciativas que, como la del Parlamento Andaluz, contribuyan a mejorar la calidad de vida y asistencial de los alumnos que tengan algún tipo de enfermedad crónica como la alergia alimentaria. Por ello, desde la SEICAP ofrecemos nuestro apoyo al gobierno de esta comunidad para, desde nuestra experiencia, ayudar en la elaboración de protocolos en los colegios”, indica el doctor Carlos Sánchez Salguero, miembro de la Junta Directiva de SEICAP y jefe de la Unidad de Alergia Pediátrica del Hospital Universitario Puerto Real de Cádiz. La Comisión de Salud del Parlamento Andaluz ha aprobado una Proposición No de Ley (PNL) para la implantación de un protocolo único y de obligado cumplimiento para todos los centros escolares andaluces, con medidas de prevención y actuación ante alergias alimentarias.

La SEICAP tiene una amplia experiencia en el ámbito de la Educación Sanitaria con el desarrollo de diferentes protocolos, guías y programas destinados a favorecer el conocimiento de las enfermedades alérgicas en la infancia y la convivencia con niños sanos. “Los pediatras alergólogos de Andalucía colaboramos con el 061 en el programa Aire,  por el cual las familias inscriben a los niños diagnosticados con alergia o asma y si sucede alguna crisis, al llamar al servicio de emergencias, el personal encargado de la asistencia urgente tiene información completa de su historial, lo que le permite resolver la situación en menor tiempo y con la solución más adecuada a cada caso”, explica la doctora Ana Martínez Cañavate, representante del comité organizador del Congreso de SEICAP y jefe de la Unidad de Alergia Pediátrica del Hospital Materno Infantil de Granada. Además, “se está formando al profesorado en la actuación en emergencias vitales, en base a protocolos consensuados con los profesionales sanitarios y los docentes, para atender a pacientes con enfermedades crónicas, que puedan sufrir un evento grave en el colegio”, indica.

Además, también han contribuido al desarrollo del programa Alerta Escolar de Baleares. “Gracias a él se posibilita la asistencia urgente e inmediata en colegios en caso de crisis grave con peligro para la vida”, señala la doctora Mercedes Escarrer, presidenta de SEICAP y coordinadora de Alerta Escolar en Baleares. Con este sistema el personal educativo sabe cómo actuar ante una reacción alérgica gracias a los conocimientos adquiridos y a la ayuda de los servicios de emergencias que tienen un registro del historial completo de cada alumno diagnosticado.

La alergia alimentaria, principal causa de anafilaxia

Un trabajo multicéntrico publicado en abril en la revista del Colegio Americano de Alergia, Asma e Inmunología comprueba que hasta el 25% de los eventos anafilácticos ocurren por primera vez en la escuela y advierte de la importancia de que las áreas de enfermería de los colegios cuenten con autoinyectores de adrenalina para atender los casos de urgencia. En este sentido, desde SEICAP se han apoyado y desarrollado diferentes iniciativas en change.org pidiendo la obligatoriedad de que los colegios cuenten con dos autoinyectores en sus botiquines. “En el colegio los problemas a los que se pueden enfrentar los niños con alergias alimentarias, principal causa de la anafilaxia, son aún mayores pues hay mayor riesgo de descuidos en el comedor, en el recreo o en las excursiones”, asegura el doctor Sánchez Salguero. Las alergias alimentarias más frecuentes en niños, que son las que más pueden causar la anafilaxia, suelen ser las de la leche, huevo, frutos secos y pescado. “Si el niño ingiere por accidente alguno de los alimentos a los que tiene alergia, la consecuencia puede llegar a ser mortal”, advierte.

Por ello, ante el aumento de las alergias infantiles, “se hace visible aún más la necesidad de que, tanto el Área de la Acreditación Específica en Alergia Pediátrica como las unidades de Alergia Pediátrica, reciban un reconocimiento oficial, pues los pediatras alergólogos somos los profesionales que debemos actuar en la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades alérgicas en la infancia”, concluye la doctora Escarrer, presidenta de SEICAP.