8 de octubre de 2019

La adolescencia, el gran reto del pediatra en el tratamiento de la alergia y el asma

Noticia

La SEICAP celebra el Día de la Pediatría

Día de la Pediatría 2019

El adolescente es un tipo de paciente que tiene unas características específicas que conllevan una atención y tratamiento diferentes de determinadas patologías. Es el caso de la alergia y el asma, donde hay que tener en cuenta que la anafilaxia en esta etapa de la vida es máxima en jóvenes de algunos países por su comportamiento de riesgo y también de desapego con los cuidados y tratamientos necesarios y con los equipos sanitarios. Con motivo del Día de la Pediatría, que se celebra este 8 de octubre con el lema ‘Salud del adolescente: promesa de la pediatría’, la SEICAP quiere destacar la importancia del papel del pediatra alergólogo en el abordaje de estas patologías durante la adolescencia. Para ello han elaborado el siguiente vídeo en el que detallan uno a uno los puntos del Decálogo del Pediatra Alergólogo.

Los comportamientos de riesgo de los adolescentes están relacionados con el inicio del hábito tabáquico y otras sustancias de abuso a edades cada vez más tempranas. De hecho, en la actualidad se sitúa entre los 13 y los 15 años. Esto puede comprometer la salud sobre todo en los que padecen asma o alergia respiratoria, ya que puede provocarle complicaciones.

Adolescentes con alergia y asma

En cuanto a los adolescentes diagnosticados de asma o alergia, también hay que tener en cuenta que suelen presentar con frecuencia problemas psicológicos como depresión, ansiedad, baja autoestima o incluso ideas suicidas en gran medida como resultado de su enfermedad.

Por todo ello, se considera necesario que los pediatras, y en este caso, los pediatras alergólogos, tengan en cuenta estas características específicas de la adolescencia y procuren adaptar el lenguaje y su relación con los jóvenes, aprovechando esta etapa para empoderarles en el manejo de su patología.

¿Cómo mejorar la relación con el adolescente?

En primer lugar, hay que tener en cuenta que es la atención y el tratamiento del paciente adolescente no solo recae en el pediatra, sino que debe ser una labor multidisciplinar de educación sanitaria, en la que tienen un papel fundamental profesionales como la enfermera, el dietista o el psicólogo. En este sentido, conviene aumentar la formación específica en alergias y/o asma de todos aquellos profesionales que les atienden pues, en la actualidad, existe un conocimiento limitado de las particularidades, dificultades y morbilidades que sufre de forma diferencial el adolescente con asma y alergia, y cómo abordarlas con éxito, así como de las necesidades específicas del adolescente para empoderarse en su autocuidado.

Otra de las medidas que se propone el Grupo de Trabajo de Alergia en el Adolescente de SEICAP es la disposición de documentación elaborada de manera específica para adolescentes, ya que la mayoría de informes y guías están dirigidas a los niños, sus cuidadores o el paciente adulto.

Además, desde este grupo de trabajo se apuesta por el establecimiento de protocolos de transición entre los servicios de alergia pediátrica y de alergia de adultos para mejorar la comunicación entre ambos y que esto contribuya a mejorar la transición del adolescente. En este sentido, hospitales como el 12 de Octubre de Madrid, existen las consultas de transición donde los adolescentes son atendidos al mismo tiempo por el pediatra alergólogo y su futuro médico. De esta manera el segundo obtiene toda la información necesaria para que el cambio no sea tan drástico.

Varios miembros del Grupo de Trabajo de Alergia en el Adolescente de SEICAP están participando en un Task Force de la EAACI (European Allergy, Asthma and Clinica Immunology) sobre alergia y adolescencia. Las actividades que están llevando a cabo son unas revisiones sistemáticas de los retos del adolescente con asma y alergia y de intervenciones en adolescente con asma y alergia, ambas aceptadas para su publicación en la revista Allergy; una encuesta pan-europea a través de la EACCI sobre práctica clínica y las percepciones de profesionales sobre el adolescente con asma y alergia; y una guía de práctica clínica para adolescentes con asma y alergia que se espera completar a mediados de 2020 y publicarse en Allergy.