Historia de la SEICAP

La amplitud de conocimientos y la abundancia de técnicas diagnósticas y terapéuticas han conducido a la necesidad de que existan especialistas en distintas áreas de la medicina, que se han centrado en la patología de los diversos aparatos o sistemas orgánicos, dando lugar a las actuales especialidades médicas. La Pediatría surgió ya de esta necesidad, al tener conciencia de las peculiaridades del niño, que hacen que los procesos patológicos difieran de los del adulto y, por consiguiente, la conveniencia de disponer de médicos que conocieran a fondo al niño y todos sus problemas tanto fisiológicos (desarrollo y maduración) como los patológicos, en gran manera ligados a esas características fisiológicas.

A partir de los años 60, en España se plantea la necesidad de las especialidades pediátricas. La ley de Especialidades recogió al principio la denominación de Pediatría y sus Especialidades, pero después esto se transformó en "Pediatría y sus áreas especificas", limitando el significado de lo que realmente debe ser la sub-especialidad y, por ende, el súper-especialista ya que esto reduce a este pediatra a ser "acreditado en el área especifica de... , negándole la capacidad de ser un verdadero especialista.

A partir de 1967, la Asociación Española de Pediatría (A.E.P.), promocionó la creación de Secciones de diversas Especialidades Pediátricas, algunas de las cuales se han constituido posteriormente en Sociedades, lo que pone en evidencia la absoluta necesidad de estas especialidades dentro del seno de la Pediatría.

La A.E.P. aceptó la creación de la Sección de Inmunología Clínica y Alergología Pediátrica en 1972, pero la puesta en marcha real no tuvo lugar sino hasta 1976, durante el Congreso Nacional de Pediatría, que tuvo lugar en Barcelona, después de una reunión previa, que se celebró meses antes en Segovia. Ante la necesidad de conocer el número de pediatras que tenían esta especialidad como dedicación preferente o única, y también del grado conocimientos así como el de desarrollo de las Unidades hospitalarias o privadas de la Especialidad, en un principio se orientaron trabajos para realizar en común y además, en las primeras Reuniones sólo se admitieron Comunicaciones libres. Este rodaje fue positivo, y a partir del mismo la Sección se desarrolló notablemente. En 1995, tuvo lugar la transformación en Sociedad, lo que permitió adecuar los Estatutos a las necesidades específicas de la especialidad y su socios.

En estos más de 25 años, se han sucedido varias Juntas Directivas y se han celebrado múltiples Reuniones o Congresos. Asimismo, se han creado diversos Comités dedicados al estudio de varios aspectos de la especialidad, cuyo fruto ha sido la publicación de diversos Documentos de Posición (asma, alergia a alimentos, inmunoterapia). Poner Link a cada uno de estos documentos. Desde 1996, Allergologia et Immunopthologia es el órgano de difusión de la Sociedad, lo que ha permitido difundir ampliamente los trabajos de la misma.

Nuestro futuro depende de nosotros mismos, de nuestra dedicación y quehacer diario. Es preciso conseguir que aumente el número de hospitales en los que existan Unidades (cualquiera que sea su denominación) de Alergología Infantil, que estas unidades estén suficientemente dotadas para desarrollar una labor asistencial con la mayor calidad posible y que esta labor asistencial no dificulte otras actividades a las que están obligados los hospitales, cuales son la docencia y la investigación, de acuerdo con el nivel asignado al centro.