SEICAP - Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica Alergia infantil - Familiares

La SEICAP ha creado esta web para ofrecer información básica y servir de ayuda a familiares de niños alérgicos.

Aviso

ZONA DE PACIENTES Y FAMILIARES
Profesionales Pacientes y Familiares
23 Sabado
Agosto 2014
Secciones

Más información

LA LEVADURA ROYAL TIENE HUEVO!
Enviada por
elena martin
 
ALERGIA Y ALERGENOS

ALERGIA A FRUTOS SECOS

volver al menú

¿Qué es la alergia a frutos secos?

La alergia a frutos secos es un término muy general que se refiere a las reacciones frente a varios alimentos distintos, pues los que conocemos como frutos secos pertenecen a distintas familias de alimentos no relacionadas.
Aquí trataremos aspectos especiales de la alergia a los frutos secos. Se dan detalles generales sobre la alergia a alimentos en otra zona de esta web. Se recomienda leer en primer lugar el apartado de Generalidades de alergia a alimentos, y posteriormente los aspectos específicos referentes a frutos secos.

¿Qué frutos secos dan alergia?

Cualquier fruto seco puede dar alergia. Los más frecuentes son los cacahuetes o manís, las nueces y las avellanas, principalmente porque son los que más se consumen. Aunque la almendra y las pipas de girasol también se consumen bastante, no dan alergia tan a menudo. Pueden dar alergia los anacardos, los piñones, los pistachos, los coquitos de Brasil, las pipas de calabaza, etc..
Aunque no son frutos secos y a veces se les incluye entre ellos se deben tener en cuenta las castañas y los altramuces. Tampoco son frutos secos, sino cereales, los “kikos” de maíz, ni los garbanzos que a veces también vienen mezclados en bolsas de chucherías.

¿Es frecuente la alergia a los frutos secos?

En los lactantes las alergias más frecuentes son a la leche de vaca y al huevo. La alergia a los frutos secos aparece sobre todo en niños ya más mayorcitos, y a partir de los 3-4 años es de las alergias alimentarias más frecuentes.
La frecuencia depende de las costumbres de alimentación de cada país. Por ejemplo, el cacahuete en España empieza a consumirse más tarde, mientras que en otros países, desde muy pequeños los niños ya consumen alimentos con cacahuete o mantequilla de cacahuete. En esos países la alergia a cacahuete es mucho más frecuente y severa.

¿Se suele tener alergia a todos los frutos secos?

Dado que son de distintas familias, es más frecuente tener alergia a un solo fruto seco que a varios a la vez. De todas maneras, no se sabe muy bien el motivo, algunos pacientes presentan alergia al mismo tiempo a varios o a casi todos los frutos secos.

¿Cómo aparece la alergia a frutos secos?

Igual que el resto de alergias, primero se ha de tener un contacto con un fruto seco, y en un determinado momento una persona comienza a hacerse alérgica. Al principio se tienen unos niveles tan bajos que no dan síntomas. Con el paso del tiempo, esa alergia va aumentando, hasta alcanzar un límite a partir del cual sí que es capaz de provocar síntomas. Para que estos aparezcan, la cantidad del alimento también ha de ser lo suficientemente grande, ya que cantidades muy pequeñas pueden tomarse sin daño aparente.
Una persona puede hacerse alérgica tras el primer contacto, tras el segundo, o tras numerosos contactos. En el caso de frutos secos, se pueden tomar sin saberlo en alimentos preparados como galletas, chocolates, cereales, e incluso papillas para bebés.

¿Qué síntomas da la alergia a frutos secos?

Los mismos que otras alergias: urticaria y edema o inflamación, asma, rinitis, conjuntivitis, síntomas digestivos, o reacciones de anafilaxia. En algunos pacientes muy alérgicos estas reacciones pueden ser muy graves, y llegar a ser mortales con muy poca cantidad de fruto seco.

¿Cómo se sospecha la alergia a frutos secos?

Ante cualquiera de los síntomas descritos, si se relacionan con la toma de alimentos con frutos secos poco antes, es fácil de sospechar. Otras veces la relación no está tan clara, ya que se ignora que algunos alimentos contienen frutos secos. En algunos síntomas, como las reacciones de urticaria y edema para los cuales no se identifica causa, los frutos secos son “sospechosos habituales” y se suelen estudiar.

¿Cómo se estudia la alergia a frutos secos?

Con pruebas de piel, análisis de sangre y prueba de exposición (tolerancia y provocación), como el resto de alimentos. Se dan más detalles en el apartado de Generalidades de alergia a alimentos y el de Estudio de la alergia.

¿Cuál es el tratamiento de la alergia a frutos secos?

Es el mismo que el del resto de alergias alimentarias. Se dan detalles en el apartado Generalidades de alergia a alimentos. Referente a la desensibilización con frutos secos o vacunas, se están realizando en algunos pacientes, pero no están generalizadas y existe poca experiencia.
Como el resto de alimentos, se debe hacer dieta evitando el fruto o los frutos secos culpables. La influencia de las trazas y el cocinado se comenta también en Generalidades de alergia a alimentos.

¿Cómo se debe hacer la dieta sin frutos secos?

Se debe evitar comerlos directamente, y se deben evitar los alimentos que los incluyan entre sus ingredientes. Se debe consultar la etiqueta de los productos elaborados que se consumen, ya que los frutos secos aparecen en muchos de ellos: cereales de desayuno, galletas, repostería, helados, salsas, panes con semillas, turrones, Nocilla® o similares, etc.
La mayoría de las etiquetas de ingredientes pondrán el nombre normal del fruto seco. El cacahuete puede aparecer también como maní o Arachis.
Si come productos elaborados en otro país, se debe tener en cuenta que los frutos secos reciben distintos nombres y puede que no reconozca lo que son. Si tiene dudas sobre algún ingrediente, que le resulta desconocido, evítelo hasta que aclare lo que es. En la tabla se muestran los principales frutos secos y sus nombres en latín.

Pipa de girasol, Helianthus annuus
Coquito o nuez de Brasil, Bertholletia excelsa
Cacahuete, maní, Arachis hypogaea
Altramuz, Lupinus angustifolius
Castaña, Castanea sativa
Avellana, Corylus avellana
Nuez Americana, Juglans nigra
Nuez, Juglans regia
Almendra, Prunus dulcis
Anacardo, marañón, castaña de cajú, Anacardium occidentale
Pistacho, Pistacia vera
Macadamia, Macadamia tetraphylla
Pacana, Carya illinoinensis
¿Hay que evitar todos los frutos secos si sólo se tiene alergia a uno?

Si está bien identificado que sólo se tiene alergia a un fruto seco, sólo hay que evitar ese, y se pueden tomar los otros. Si hay dudas sobre más de uno, es prudente evitarlos todos en general, hasta que se aclare la situación. Se deben seguir las instrucciones que le dé el especialista.
Algunos productos elaborados vienen con una nota que dice “Puede contener trazas de frutos secos”. No especifican qué fruto seco puede contener, si el que causa alergia al paciente u otro distinto. En este caso también resulta más prudente evitar esos productos.

¿Los alérgicos a frutos secos pueden comer chocolate?

No hay ningún inconveniente si el chocolate no lleva frutos secos ni trazas. En algunas zonas de España los cacahuetes o manís reciben el nombre de “cacaos”. Esto puede llevar a confusión con el cacao del que se obtiene el chocolate. El cacao del chocolate no tiene ninguna relación con los cacahuetes, y los alérgicos a cacahuete pueden comer chocolate.
El chocolate tiene muy mala fama respecto a que provoca reacciones alérgicas, pero en realidad, la alergia al chocolate es muy, muy, muy poco frecuente.

¿Los alérgicos pueden tomar aceite o mantequilla de frutos secos?

El aceite de girasol es muy utilizado. También existen aceites de otros frutos secos. El aceite está compuesto por lípidos o grasas en prácticamente el 100%. Los lípidos no causan alergia, pero es de esperar que contengan trazas de proteínas, que son las que causan alergia. Como existen otras alternativas, es mejor tomar aceite que no estén obtenidos del fruto seco culpable. Lo mismo podría decirse sobre cremas y cosméticos que contienen esos aceites. Se dan más detalles sobre las trazas en el apartado de Generalidades de alergia a alimentos.

Las mantequillas de frutos secos se hacen triturando los frutos secos completos, por lo que llevan todas las proteínas, y pueden dar la misma reacción que comer los frutos secos naturales. Los alérgicos las deben evitar.

¿Desaparece la alergia a frutos secos?

Sí que puede desaparecer, aunque es difícil. Así como la alergia a leche de vaca y huevo desaparece en la mayoría de los pacientes, la alergia a frutos secos es más difícil que desaparezca. Probablemente interviene el hecho de que las trazas de frutos secos se encuentran en muchos productos que se consumen si ser conscientes de ello.

 

Imprimir Imprimir
S.E.I.C.A.P. - Secretaría Técnica: Apartado de Correos 8024 - 08080 Barcelona    Telf. 93 208 14 40 / Fax. 93 208 14 41 /
usuarios online de tu blog