SEICAP - Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica Alergia infantil - Familiares

La SEICAP ha creado esta web para ofrecer información básica y servir de ayuda a familiares de niños alérgicos.

Aviso

ZONA DE PACIENTES Y FAMILIARES
Profesionales Pacientes y Familiares
25 Sabado
Octubre 2014
Secciones

Más información

Croquetas de pollo o merluza sin PLV
Enviada por
Carmen  MÁRQUEZ MARI
 
ALERGIA Y ALERGENOS

ALERGIA A MEDICAMENTOS

volver al menú

¿Qué es la alergia a medicamentos y contrastes radiológicos?

La alergia a medicamentos es una reacción del cuerpo, mediante mecanismos inmunológicos, frente a un medicamento, que se vuelve perjudicial contra nuestro propio organismo.
Para llamarlo alergia tiene que ser mediante mecanismos inmunológicos, ya que si es mediante otro tipo de mecanismos no se debe llamar alergia, aunque los síntomas finales sean los mismos. Tanto las alergias como los otros tipos forman lo que se llamar reacciones adversas a medicamentos.
Reacciones parecidas ocurren frente a contrastes radiológicos, que no son medicamentos, sino sustancias que se inyectan para mejorar las radiografías.

¿Qué es una reacción adversa a medicamentos?

Las reacciones adversas a medicamentos (RAM) son todos los tipos de reacciones que se hacen perjudiciales cuando se toma un medicamento.
Algunas son frecuentes (tipo A), aparecen en gran cantidad de personas, y dependen en parte de la dosis. Como ejemplo están las diarreas por antibióticos, el dolor de estómago y la acidez por medicamentos ácidos, el sueño que causan algunos antihistamínicos, temblores y nerviosismo por broncodilatadores, etc. Estas reacciones no son por mecanismos inmunológicos.
Otras son poco frecuentes (tipo B), aparecen en pocas personas, y no dependen en general de la dosis. Si ocurren por mecanismos inmunológicos, es decir por anticuerpos o por células, se llaman reacciones de hipersensibilidad o de alergia. Hay un tipo de reacciones, llamadas de intolerancia, no inmunológicas, que pueden ser prácticamente iguales a las de verdadera alergia.

¿Es frecuente la alergia a medicamentos?

La verdadera alergia es poco frecuente en niños. La mayoría de los niños en quienes se sospecha, cuando se estudia, se ve que no tienen una verdadera alergia. Es más frecuente en adultos.

¿Se hereda la alergia a medicamentos?

No, no se hereda. Se puede heredar una cierta predisposición, una facilidad general para hacerse alérgico, no en concreto a los medicamentos, sino a cualquier cosa en general, sobre todo a las sustancias ambientales que se respiran.
Aunque alguno de los padres o abuelos tenga alergia a un medicamento, como penicilina u otros, no se hereda esa alergia concreta. Además, la alergia a medicamentos no está tan relacionada con la predisposición como la alergia a las sustancias ambientales.

¿Puede aparecer una reacción la primera vez que se toma un medicamento?

Para que se de una reacción inmunológica tiene que haber más de un contacto. La primera ocasión que se toma un medicamento no se puede tener alergia; a partir de la segunda, la tercera, o tras muchas ocasiones, sí que puede llegar a aparecer una reacción alérgica.
Hay que tener en cuenta que se puede haber tomado un medicamento sin saberlo. A través de alimentos puede llegar un medicamento, pues algunos de ellos se los dan al ganado, y cuando nosotros comemos carne, nos pueden llegar restos del medicamento.
También como cada familia de medicamentos suele tener varios medicamentos diferentes pero con mucho parecido, se puede reaccionar a un medicamento de esa familia la primera vez que se toma si previamente se ha tenido contacto con otro similar.
Las reacciones no inmunológicas (intolerancias y otras) sí que pueden aparecer la primera vez que se toma un medicamento.

¿Qué síntomas provoca la alergia a medicamentos?

Los mismos síntomas que otras alergias: reacciones de piel como urticaria u otras erupciones de piel de diversos tipos; edema o inflamación de boca, cara, o cualquier zona del cuerpo; dificultad para respirar por broncoespasmo o por inflamación de la laringe; síntomas de rinitis y de conjuntivitis; síntomas digestivos; síntomas generales de anafilaxia, con bajada de la tensión arterial y shock.
Se dan más detalles sobre todos estos síntomas en otras zonas de esta página web.

¿Cuándo aparecen los síntomas de alergia a un medicamento?

Pueden aparecer de manera casi inmediata tras recibir el medicamento, en cuestión de pocos minutos. Otras veces tardan varias horas o días en aparecer mientras se sigue tomando el medicamento, y en algunos casos aparecen hasta varios días después de haber terminado el tratamiento.

¿Cuándo se sospecha una alergia a un medicamento?

Se sospecha cuando aparece algún síntoma de los mencionados cuando se está tomando un medicamento, o poco tiempo después de haber terminado el tratamiento con ese medicamento.
Si los síntomas aparecen rápidamente es fácil sospechar, y cuanto más tarden, más difícil es relacionar la reacción con el medicamento. De todas maneras, hay que tener siempre en cuenta que puede ser que el medicamento no sea el responsable de la reacción.

¿A qué se debe la reacción si no hay alergia al medicamento?

Cuando un niño toma un medicamento es porque tiene una enfermedad. La causa de la enfermedad, por ejemplo una infección por un microbio, también puede causar la reacción anormal. Como coinciden las dos cosas, el microbio y el medicamento, no se sabe en principio cuál de las dos es la culpable. En los niños la mayoría de las veces no es el medicamento.
Algunos medicamentos se toman puros, pero otros vienen preparados con una serie de aditivos, conservantes o colorantes, que también pueden causar reacciones.
Además pueden coincidir otras circunstancias, de alimentos, de otros objetos, de cambios ambientales, etc, que uno no sospecha y que sean los verdaderos culpables de la reacción.

¿Qué medicamentos pueden dar alergia?

Cualquier medicamento puede dar alergia. Y cualquier medicamento puede causar una RAM que no sea verdadera alergia. Además se debe tener en cuenta que un medicamento puede causar alergia u otra RAM aunque anteriormente se haya tomado repetidas veces sin problemas.
Los contrastes radiológicos también pueden causar una RAM, y rara vez alguna verdadera alergia.

¿Qué medicamentos dan alergia más frecuentemente?

Los que más se sospecha en los niños son los antibióticos, y los medicamentos para la fiebre, dolor e inflamación, como el ibuprofeno, la aspirina o similares. Esto se debe a que son los medicamentos que más utilizan los niños. Dentro de los antibióticos, los más frecuentes son los de la familia de la penicilina (penicilinas, amoxicilina, clavulánico…).
También se suele sospechar de anestésicos, tanto generales como anestésicos locales. En estos casos se debe investigar siempre si la reacción se debe al látex de los guantes que usan médicos o dentistas.
Cualquier otro medicamento también puede ser motivo de sospecha, pero con mucha menos frecuencia.

¿La aspirina y el ibuprofeno pueden dar alergia?

La aspirina y el ibuprofeno pertenecen al grupo de los medicamentos Anti-Inflamatorios No Esteroideos (AINE). En ese grupo hay otros muchos medicamentos (Nolotil®, Voltarén®, etc) que se utilizan para la fiebre, el dolor y para la inflamación.
Los AINEs pueden causar verdadera alergia, pero la reacción más frecuente que pueden dar es lo que llamamos intolerancia, aunque a nivel popular se le llame alergia. Esta intolerancia es relativamente frecuente, y puede causar principalmente dos tipos de reacción: de piel, con urticaria y edema o inflamación, y de tipo respiratorio, desencadenando síntomas de asma o broncoespasmo.
Es mucho más frecuente en adultos que en niños.

¿Las personas con asma pueden tomar AINEs?

Deben consultarlo con el especialista, aunque habitualmente sí que pueden. En los prospectos de estos medicamentos advierte que no los tomen o que se tenga precaución, pero la mayoría de las personas con asma toleran los AINEs.
Si un niño ha tomado ibuprofeno sin problemas lo puede seguir tomando, a no ser que haya habido una sospecha clara de reacción.
En todo caso, se debe consultar con el especialista cada caso particular.

¿Qué se puede tomar si se tiene intolerancia a AINEs?

Existen medicamentos alternativos. El más corriente para la fiebre y el dolor es el paracetamol. Si el paracetamol no hace suficiente efecto, o si se necesita un antiinflamatorio (el paracetamol no reduce la inflamación) existen otros medicamentos alternativos.
La elección del medicamento se ha de consultar con el especialista.

¿Cómo se estudia una posible alergia a un medicamento?

Se estudia, igual que otras alergias, con pruebas en piel, análisis de sangre, y pruebas de exposición (tolerancia y provocación). Hay más detalles de estas pruebas en otra zona de esta web.

¿Qué indican las pruebas de piel?

Decimos que una persona tiene las pruebas de piel negativas o normales cuando no aparece ninguna reacción en la piel. Si le aparece reacción en esas pruebas decimos que son positivas, que el paciente está sensibilizado. Existen muchos medicamentos para los cuales no existen pruebas en piel.
Es posible tener las pruebas de piel normales y, sin embargo, presentar reacción al tomar el medicamento. Viceversa, es posible tener pruebas positivas en piel y luego tolerar el medicamento con normalidad.
Por ello, es frecuente tener que recurrir a las pruebas de exposición.

¿Qué indican los análisis de sangre?

Se interpretan de manera parecida a las pruebas de piel. Si el análisis da un resultado normal, decimos que es negativo, que la persona no está sensibilizada al medicamento. Si da un resultado anormal, decimos que es positivo, que la persona está sensibilizada al medicamento. Si ya hay medicamentos con los que no se pueden hacer pruebas en piel, todavía son muchos más los medicamentos que no están disponibles para análisis de sangre.
No siempre coinciden las pruebas de piel y los análisis de sangre, y tampoco el tener un análisis negativo descarta por completo las reacciones, ni un análisis positivo implica tener reacción posterior.
Así, casi siempre se han de realizar las pruebas de exposición.

¿Cuándo se realizan las pruebas de exposición?

Dentro de las pruebas de exposición tenemos que distinguir las pruebas de tolerancia y las pruebas de provocación. Aunque en ambas se le administra el medicamento al paciente, su finalidad es diferente.
Las de tolerancia se hacen cuando se intenta demostrar que el paciente tolera y puede tomar con normalidad un medicamento. Esto se hace para probar un medicamento alternativo, o para demostrar que realmente no se tiene alergia al medicamento sospechoso.
Las de provocación se hacen cuando se intenta demostrar que realmente se tiene reacción con el medicamento, y así evitarlo en adelante.

¿Tienen riesgo las pruebas de exposición?

Las pruebas de provocación pueden hacer que se repitan los síntomas de la reacción. Si estos síntomas han sido graves, los perjuicios de la provocación pueden ser mayores que los beneficios de la información que aporte la prueba.
Antes de hacer una provocación el especialista valora los riesgos y los beneficios, y el paciente o sus tutores han de firmar un consentimiento. Las pruebas de provocación se han de realizar en centros preparados para tratar una posible reacción severa.

¿Siempre se han de realizar las pruebas de provocación?

No siempre. Si los síntomas han sido muy típicos y claros, si los síntomas han sido graves, si las pruebas o análisis son muy concluyentes, si el medicamento no es de uso estrictamente necesario y se puede prescindir de él, o si hay alternativas al medicamento sospechoso son circunstancias en las que no se realizan las pruebas de provocación.
En estos casos sí que puede ser necesaria una prueba de tolerancia para probar un medicamento alternativo al sospechoso.

¿Si la provocación es negativa no se tiene alergia?

En principio no se tiene alergia si la provocación es negativa. Aunque las pruebas de piel o análisis de sangre sean positivos, si la provocación es negativa puede ser una sensibilización sin síntomas, y se puede tomar el medicamento con normalidad.
Sin embargo, en algunos pacientes, con posibles alergias de muchos años atrás, una sola prueba de provocación negativa puede ser insuficiente, y es frecuente que haya que repetir todo el estudio completo antes de concluir que no existe alergia.
Se debe consultar con el especialista cada caso concreto.

¿Cuál es el tratamiento de la alergia a medicamentos?

Tenemos que distinguir dos fases del tratamiento. La primera fase es la del tratamiento en el momento de la aparición de la reacción, y la segunda fase es la de más largo plazo, para evitar que vuelvan a aparecer los síntomas.
La primera fase incluye dos apartados: el tratamiento de los síntomas agudos debidos a la reacción, y el tratamiento de la enfermedad previa que hizo necesario tomar el medicamento culpable.
La segunda fase incluye la evitación del medicamento culpable, el uso de un medicamento alternativo cuando existe, y si no existe, se considera el pre-tratamiento con otra medicación o la desensibilización.

¿Cuál es el tratamiento de los síntomas agudos?

Varía según el síntoma concreto: para el asma se usan broncodilatadores, para la rinitis y la conjuntivitis se usan antihistamínicos, igual que para los síntomas de piel. Puede ser necesario el uso de corticoides para todos esos síntomas. En las reacciones de anafilaxia el tratamiento de entrada es la adrenalina.
En reacciones severas que requieren ingreso hospitalario se usan también otros medicamentos, generalmente por vía intravenosa.

¿Cuál es el tratamiento de la enfermedad previa?

Los medicamentos se agrupan en familias, por tener estructuras similares. Se usa un medicamento alternativo, de otra familia distinta a la del medicamento culpable. En infecciones frecuentes existen estudios y recomendaciones para antibióticos alternativos en pacientes con alergias. En otro tipo de enfermedades también suelen existir; cuanto menos frecuente sea una enfermedad más difícil puede ser encontrar un medicamento alternativo.

¿Cómo se elige un medicamento alternativo?

Si no hay tiempo, porque se debe tratar la enfermedad previa de manera inmediata, se elige siguiendo las recomendaciones existentes, y se administra con precaución, pendiente de si aparece alguna reacción.
Si hay tiempo, porque la enfermedad previa ya ha desaparecido, y se busca un medicamento alternativo para una posible futura enfermedad, se elige el medicamento siguiendo las recomendaciones existentes y además se plantea hacer con este medicamento pruebas, incluida la de tolerancia.
La prueba de tolerancia se ha de hacer administrando el medicamento cuando el paciente no tenga ninguna enfermedad. Si se hace cuando el paciente tiene alguna enfermedad, y se presenta una reacción, estaremos en la misma situación que con el primer medicamento: no sabremos si la reacción es debida al nuevo medicamento alternativo o a la propia enfermedad.

¿Qué se hace si no existe medicamento alternativo?

Si es completamente necesario usar el medicamento culpable porque no hay alternativas, se puede realizar un pre-tratamiento o hacer una desensibilización.

¿Qué es el pre-tratamiento?

Consiste en administrar medicación antialérgica, con antihistamínicos y corticoides, antes de dar el medicamento culpable. Lo ideal es hacerlo desde 24 horas antes; si no hay tiempo, se hace con la mayor antelación posible.
Este pre-tratamiento también se puede utilizar para las reacciones con contrastes radiológicos y para los pacientes con alergia a látex.
El pre-tratamiento no garantiza que se eviten las reacciones al medicamento culpable, especialmente si son reacciones no inmunológicas.

¿Qué es la desensibilización?

Es el mismo proceso que se hace con la alergia a alimentos. Consiste en administrar el medicamento culpable empezando con dosis minúsculas, e ir aumentando la dosis lentamente, hasta alcanzar la dosis normal, que se usará luego el tiempo necesario de tratamiento.
La desensibilización se puede hacer con o sin pretratamiento. No garantiza que se eviten reacciones, por lo que se debe hacer en centros preparados para tratarlas.
La desensibilización no se puede hacer con todos los medicamentos y con todas las reacciones. Está pensado sobre todo para las reacciones inmunológicas y algunas intolerancias.

¿Cuánto duran los efectos de la desensibilización?

Duran mientras se está tomando el medicamento culpable de manera continuada, sin interrupciones. Cuando se interrumpe, sus efectos desaparecen, y se vuelve a la situación anterior de alergia. Si la alergia no desaparece espontáneamente y es necesario tomar de nuevo el medicamento culpable, se debe empezar otra desensibilización desde cero.

¿Desaparecen las alergias a medicamentos?

Algunas duran toda la vida, y otras desaparecen. Se ha de esperar a ver si la alergia desaparece espontáneamente, pues, a diferencia de otras alergias, no existen actualmente tratamientos con vacunas.

¿Puede reaparecer una alergia a medicamentos ya desaparecida?

Habitualmente no reaparece. La persona que ha tenido una alergia a medicamentos y la ha superado está en las mismas condiciones y tiene las mismas probabilidades de reaparición que las personas que nunca han tenido esa alergia.

 

Imprimir Imprimir
S.E.I.C.A.P. - Secretaría Técnica: Apartado de Correos 8024 - 08080 Barcelona    Telf. 93 208 14 40 / Fax. 93 208 14 41 /
usuarios online de tu blog